UNANIMIDAD

“Unidad en la diversidad”

La palabra clave de nuestro tiempo en el mundo es el cambio. Hoy la información circula con asombrosa rapidez a través de los distintos medios de comunicación social, permitiendo que casi de inmediato se conozcan los hechos que afectan para bien o para mal a la población en todo el planeta.

Los graves problemas económicos que sufren los países más pobres, así como los problemas de inseguridad por los efectos desastrosos de la violencia y las guerras, han ocasionado grandes flujos migratorios hacia los países que ofrecen mejores oportunidades de vida; circunstancias a su vez, que producen reacciones opositoras a esta movilidad social, en la medida que afectan a la población de las naciones afectadas por estas emigraciones.

Los problemas ocasionados por la pandemia mundial del COVID-19 y sus variantes, han sido el punto crucial para que coincidieran distintos hechos y se establezca un nuevo orden económico y político en el mundo, en un reacomodo de los países más poderosos que determinan las políticas y acciones que marcan las líneas para el desarrollo que deben seguir los países que dependen de ellos.

Estos sucesos emergentes han hecho que por necesidad los seres humanos despierten a la realidad que enfrentan. La enorme desigualdad entre ricos y pobres se encuentra ante la disyuntiva de una mejor distribución de la riqueza o la lucha y violencia para obtener los recursos para su sobrevivencia, mientras otros dan la batalla por conservar el poder e incluso acrecentarlo.

Existe una gran necesidad de una reeducación de la humanidad para que se reestablezcan los principios del valor de la vida y de la fraternidad humana, ya que en las actuales condiciones sociales se privilegian el valor del capital, la comodidad y la violencia y el poder como instrumentos de dominio.

Así, el despertar de la conciencia individual y social por parte del ser humano, requiere de una visión integral que cubra la totalidad de sus necesidades, desde lo material, lo emocional, mental y espiritual, al igual que los aspectos económicos, educativos, laborales, políticos, sociales, tecnológicos, históricos, artísticos y culturales en la amplitud general que tiene esta palabra.

Muchos gobiernos y sus estructuras políticas, como en es el caso de México, no atendían a las exigencias de la sociedad, porque sus intereses caminaban en otras direcciones. La propia ciudadanía no tiene claro aún que hacer para obtener su empoderamiento y realizar esa transformación en su beneficio. No existe una educación ciudadana que permita desarrollar el libre albedrio para ejercer el voto electoral con responsabilidad, sobre todo cuando los partidos políticos se han convertido en propiedad privada de familias que se benefician de esas vías de representación ciudadana.

Así mismo, los medios de comunicación y los periodistas que se beneficiaron de la corrupción y deshonestidad de los gobiernos neoliberales del país, se han dedicado a criticar y atacar al actual gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, lo mismo que organismos empresariales que son afines a estas políticas que se implementaron desde el gobierno de Miguel de la Madrid, se acentuaron con Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox Quezada  y Enrique Peña Nieto. Otros medios se han convertido en voceros del actual Presidente de México y de la Cuarta Transformación, por lo que existe la necesidad de tener vías de comunicación que ofrezcan la información con análisis crítico de las acciones y sus consecuencias.

Los medios opositores al actual Presidente están siendo afectados por las políticas federales al no recibir los apoyos a la publicidad que tan generosamente se les pagaban anteriormente, así como por la pandemia y sus efectos comerciales, pero sobre todo por el impacto y la competencia que les representan las redes sociales. Los medios están muy polarizados, a favor o en contra del actual Presidente de la República en México, por lo que existe la necesidad de una opinión independiente, objetiva, analítica, crítica e inteligente.

Se requiere crear una opinión publica fuerte y de gran peso, en una sociedad altamente afectada en su salud, en su economía, pero sobre todo emocionalmente, por una pandemia desgastante, y con ciudadanos mexicanos decepcionados de los partidos políticos y de muchos de sus gobiernos estatales y municipales, que siguen aprovechándose de las inercias que prevalecen, por lo que necesitan una información que sepa interpretar la realidad, presentarla y darle difusión para contribuir al despertar de una mayor consciencia ciudadanía.

¿Qué es Unanimidad?

Unanimidad es una palabra que significa unidad en la diversidad; diferentes maneras de pensar y actuar, pero unidad en los propósitos; unidad en la pluralidad, unidad en los propósitos para que las acciones resulten en beneficio de la sociedad, respetando la diversidad en las formas de pensar, las filiaciones religiosas y políticas. Unanimidad es una propuesta novedosa de comunicación social en las redes, ya que busca ofrecer opiniones, pensamientos y acciones ciudadanas, en un enfoque plural y de respeto a las distintas maneras de pensar, que busca la unidad en los principios para acrecentar la conciencia del ser humano, y mediante una educación cívica y ciudadana impulsar la participación social.

Los colaboradores de Unanimidad tienen el propósito y la responsabilidad individual de manejar información bien fundamentada y opiniones objetivas, analíticas, críticas y propositivas, para contribuir al enriquecimiento educativo de nuestras gentes y el empoderamiento ciudadano, para crear una fuerte opinión pública que impacte las políticas de gobierno y sus programas a favor de la sociedad.

  Objetivo

 El principal objetivo de Unanimidad es impulsar el empoderamiento ciudadano al trabajar en buscar una mayor conciencia del ser humano y mediante una reeducación ciudadana realizar los cambios que se requieren para mejorar las condiciones de vida en nuestras sociedades.

En un primer momento se pretende hacerlo a través de un instrumento de opinión pública en las redes sociales, con columnistas y ciudadanos reconocido por su capacidad profesional, por su honestidad, por su calidad moral, y por su trabajo a favor de las causas sociales, que aporten información, opiniones objetivas y propositivas que impacten en lo cultural, en lo  político, en lo social, y lo económico, para realizar en un marco legal y propositivo, con las acciones pertinentes los cambios que requiere el grueso de la ciudadanía, es decir se trata de una propuesta ciudadana y para beneficio de la propia ciudadanía.