“El Siervo de la Nación”

Tranquilino González Gómez

Morelos Morelia México. Morelia hoy 30 de septiembre se viste de gala al conmemorar el CCLVII aniversario del natalicio del hombre que estableciera los fundamentos para hacer de este país una nación libre y soberana, que busca bajo los principios, que nos legó Morelos, ser justa y equitativa. Morelos Morelia es la vibración de un pueblo que desde sus raíces busca con la luz, ser una nación consciente de su presente.

Morelia es la cuna de la vida de México. Morelos percibió el sentir de un pueblo que sabe que la libertad es el mayor bien de un ser humano y de una nación. Ocampo guardó esos sentimientos en su corazón que lo dejó a la Universidad Michoacana, para que vibrara en el pensamiento de los Nicolaitas y que por encima de su academicismo comprendieran que la totalidad del ser es experiencia y sabiduría.

Ex- Alumnos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, A.C, bajo el liderazgo del José María Montejano Delgado, Francisco Napoleón López Patiño, Alberto Ayala Cerna, Pedro Salcedo Guzmán, entre otros distinguidos Nicolaitas, le rinde tributo a Morelos al integrar su imagen al Escudo que le identifica, junto a al lema “Nicolaicismo, legado de sabiduría justicia y libertad”.

Los Sentimientos de la Nación debieran ser la poética en la vida de un México cuya grandeza se expresa en la diversidad de su cultura y en la unidad como nación. Hoy tenemos más clara nuestra fuerza, la riqueza del país y las potencialidades que tenemos que expresar quienes habitamos esta gran Nación Mexicana.

Los actuales sentimientos de nuestras gentes debieran recogerse para integrar la nueva nación, un México diferente con claridad para distinguir entre el vicio y la virtud, como lo refería Morelos. Entre el miedo y la indecisión para enfrentar los retos actuales que requieren de responsabilidad y honestidad sobre todo con nosotros mismos, para así expresar la grandeza que nos legaron nuestros ancestros.

 

La grandeza de Michoacán se expresa en su cultura, y en el pensamiento transformador de los grandes hombres nacidos en estas tierras, que forjaron nuestra nación mexicana. Morelos con sus Sentimientos de la Nación sentó las bases del Estado Mexicano.

 

José María Morelos y Pavón participó en el movimiento independista de 1810 junto a Miguel Hidalgo, y convocó al Primer Congreso Independiente en Chilpantzingo.El 14 de septiembre de 1813, José María Morelos y Pavón, dio inicio al que llamó el Congreso del Anáhuac, ya que al utilizar esta palabra náhuatl que significa “cerca del agua”, abrazaba las raíces ancestrales, originarias, de un territorio que volvería a reconocerse libre.

 

En ese lugar dio a conocer los “Sentimientos de la Nación”, un documento que nos muestra cómo Morelos comprendió los problemas nacionales, se dio cuenta de la significación de la independencia y de la forma de organizar a la sociedad y el país.

Los principales postulados de los Sentimientos de la Nación son: Moderar la opulencia y la indigencia; aumentar el salario del pobre; liberar e independizar a la América de España y de toda otra nación, gobierno o monarquía; hacer que la soberanía dimane del pueblo y sea depositada en el Supremo Congreso Nacional Americano, compuesto de representantes de las provincias en igualdad de número; dividir el gobierno en tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial; proscribió la esclavitud para siempre y la distinción de castas, “quedando todos iguales y solo distinguirá a un americano de otro, el vicio y la virtud”; la buena ley es superior a todo hombre, “las que dicte nuestro Congreso deben ser tales, que obliguen a constancia y patriotismo”; declaró la religión católica como única, sin tolerancia de otra; franquear los puertos a las naciones extranjeras, señalándose los autorizados para tal efecto, entre otras.

 

Después de la presentación de su documento “Sentimientos de la Nación” se nombró a Morelos “Generalísimo” y se acordó darle el tratamiento de “Su Alteza Serenísima” a lo que Morelos no acepto y solicitó ser llamado simplemente “Siervo de la Nación”.

Con estos antecedentes el 22 de octubre de 1814 en Apatzingán, nació la Constitución de 1814 en la que se declaraba por vez primera la Independencia de México. Entre los puntos más importantes podemos destacar: Establecer que la Soberanía dimana del Pueblo y del Supremo Congreso Nacional Americano; Se proscribe la esclavitud y la distinción de castas; Declarar la Independencia de América de España y de cualquier otra nación, gobierno o monarquía; Socialmente se pretende una mayor igualdad reduciendo el tiempo de los jornales y se debe procurar mejores costumbres para las clases marginadas. Morelos exhortó al Congreso a crear leyes para moderar la opulencia y la pobreza y lograr así una mayor igualdad social; se reiteró que el gobierno se dividiría en tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, tal y como continua hasta la fecha actual.

 

Morelos fue capturado por los realistas el 6 de noviembre de 1815. Fue juzgado en el tribunal de la Inquisición de la Ciudad de México y el 27 de noviembre, en la Capilla del Santo Oficio, Morelos fue conducido a degradación pública.  El 21 de diciembre de 1815 las autoridades civiles lo condenaron a la pena de muerte, misma que se verificó en San Cristóbal Ecatepec, el 22 de diciembre de ese mismo año. Su muerte significó la pérdida de uno de los más importantes caudillos de la independencia mexicana

 

En los últimos tiempos, algunos de los Sentimientos de la Nación han vuelto a ser punta de lanza para recuperarnos como país. Lo que resulta urgente es volver a recoger los sentimientos actuales de los mexicanos para integrarlos en un nuevo documento que de manera similar a los de Morelos, sirvan para consolidar el nuevo Estado México.

 

 

 

Deja un comentario