ESPIRAL

Por: Prometeo

El horario de verano nuevamente entra en vigencia a partir del domingo 3 de abril próximo, con lo que hay que adecuar el reloj externo e interno para adecuarnos al horario de verano que se impuso bajo el pretexto de un ahorro de energía eléctrica, que no ha tenido éxito en la mayoría de la población michoacana, y que desde hace ya 2 años se busca de manera cancelarlo en vista del incumplimiento de su propósito, y de los daños que ocasiona.

La reactivación económica del estado, y desde luego el regreso de los estudiantes a sus escuelas significa el intento de los michoacanos de un nuevo regreso a la anterior normalidad, pero ya nada será igual, porque el coevid-19 sigue presente en nuestras vidas, porque es una pandemia que vino a quedarse con nosotros.

El miedo al contagio y a las consecuencias de una muerte por esta enfermedad, sigue siendo una constante. Como tantas otras enfermedades a las que finalmente se ha acostumbrado el ser humano, se sobrellevará con medidas preventivas y con las vacunas se buscará disminuir el riesgo de un contagio.

La pandemia nos deja grandes enseñanzas: el invaluable valor que tiene nuestra salud y la utilidad de la medicina preventiva. Nos dejó el dolor y las secuelas de quienes se contagiaron, al igual que el sufrimiento de ver a nuestros amigos y familiares enfermos, y sobre todo la gran tristeza por la pérdida de nuestros seres queridos que fallecieron. Las secuelas emocionales de depresión, soledad, tristezas, angustias, requerirán del tiempo y de un tratamiento para la recuperación emocional.

El aislamiento y el encierro durante mucho tiempo, en la familia tuvo fuertes repercusiones, por lo que significa hacer todo juntos en casa: trabajar, estudiar, hacer los quehaceres domésticos, ver la televisión, etc.; para muchos fue una bendición al poder compartir tiempo completo con la familia, para otros fue un verdadero infierno ya que ocasionó violencia interfamiliar al grado de ocasionar separaciones y divorcios.

La pandemia nos dejó la educación a través de las redes, mostrándonos sus limitaciones, en comparación a las clases presenciales. No se han evaluado aun los resultados en cuanto al rendimiento educativo y la calidad del aprendizaje, pero es predecible que bajo el porcentaje en los resultados. Dejo estudiantes con muchas tensiones por no convivir con sus compañeros, docentes que no podían ver a sus alumnos para percibir sus condiciones durante las clases.

Dejo grandes pérdidas económicas, por la disminución del turismo y de la poca prestación de servicios, El transporte público disminuyo sus ingresos ante el temor de la gente de trasladarse colectivamente, y la poca gente que por necesidad tenía que usar el servicio, solo les aporto para la subsistencia. Los comercios igualmente se quejan de ventas bajas.

Hoy se requiere restaurar nuestra confianza en las capacidades de salir adelante, recapitular las experiencias que nos han fortalecido ante las difíciles circunstancias que hemos vivido. Requerimos con urgencia de una educación emocional y de enseñarnos a pensar positivamente, ya que es algo de lo cual no se ocupan las escuelas, pero que es muy necesario hacerlo. Restaurar la confianza en el poder del ser humano y su capacidad para enfrentar y transformar su vida hacia hacía una mejor calidad de vida.

La Secretaría de Educación aprovecho la pandemia para hacer varias solicitudes de documentos para detectar adscripción y estado en que se encuentran los docentes y administrativos que laboran en esta institución, para tratar de limpiar las irregularidades que viene arrastrando desde hace años, y que son un verdadero obstáculo para precisar el estado real que guarda, en esa intención de federalizar la nómina estatal que de por sí, para los conocedores, representa un gran y difícil reto, el conseguirlo, sin embargo tal como lo prometió el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, se cuenta el tiempo para su realización.

El problema de los trabajadores eventuales y la falta de contratos para ubicar sus servicios y horas de trabajo se ha convertido en el más grave a resolver, además de los aviadores, muertos que siguen cobrando y la sorpresa que, debe averiguarse, existen maestros que trabajan en escuelas privadas y cobran en la SEE, y qué autoridades lo propiciaron. La Buena noticia es que a partir del próximo 25 de abril se reactivan en Michoacán las escuelas de tiempo completo, mínimo en 29 municipios, en apoyo a sectores vulnerables, pero sin duda los que realmente serán beneficiados serán los alumnos con una mayor formación educativa.

Así como la salud y el orden son importantes en nuestras vidas personales, al igual que tener conciencia de nuestros actos y sus repercusiones para darle sentido a nuestras vidas, así también resulta necesaria esa salud en las instituciones públicas en donde el sindicalismo se ha convertido más que en un organismo para la defensa laboral de sus agremiados, en verdaderas mafias que luchan con ese pretexto, para obtener posiciones y cargos, que aunados con sus representaciones sociales les dan gran poder para apoyar el cumplimiento de los deberes institucionales o bien para frenar cualquier avance que se proponga una estructura gubernamental.

Poder de Base pide 2 mil lugares, CNTE mil 600 para egresados normalistas, mientras los normalistas alentados por sus propios líderes y sindicatos que les apoyan solicitan 600 lugares. Las marchas y tomas de carreteras y calles son las estrategias que el día menos pensado transportistas, comerciantes y otros afectados se organicen y se dé un enfrentamiento de graves consecuencias.

Valdría la pena hacer un estudio de los diversos sindicatos y los líderes que están al frente desde hace buen tiempo, siguiendo esa filosofía que dejara Don Fidel Velázquez, de quedarse al frente durante el mayor tiempo posible. Esto se observa en el sector educativo, en la Secretaria de Educación, con líderes sindicales añejos como Jongitud, Esther Gordillo y sus fieles seguidores en Michoacán.

En la Universidad Michoacana, en el sector salud, y en otras muchas instituciones los sindicatos son los que ocasionan serios problemas con marchas y tomas, sin que por otra parte se implementen normatividades que les de soporte a los procesos democráticos de elección, así como al manejo financiero de los recursos que manejan los sindicatos.

La labor de auditoría sigue siendo débil por la falta de colaboración entre las instancias y actores que trabajan en las labores de fiscalización, por lo que hay fallas en la recopilación de pruebas y testimonios, por lo que la integración de expedientes y los resultados son la caída de los proyectos de auditoria, reconoce el auditor de normatividad de Michoacán, Marco Bravo.

Entre las preocupaciones más grandes que tienen los que ocupan altos cargos en los distintos órdenes de gobierno está el quienes se quedan en las instituciones responsables de las auditorias de su gobierno, así como quien será el sucesor en su cargo, ya que de ser alguien que se opositor a su partido o de otras corrientes políticas, de inmediato saldrán todas las irregularidades, malos manejos y corrupción que se realizó. Tal es el caso que exhibe el actual presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez, cuando expresa el desconocimiento del paradero de los recursos del Fonden de 2018, que recibió la administración de Raúl Morón para la rectificación del Rio Grande, debido a las fuertes inundaciones que sufrió la capital michoacana ese año.

Deja un comentario