MORENA Y OTRO NUEVO PARTIDO POLITICO

Dr. Rogelio Raya Morales

Ante la preocupación de muchos militantes, algunos en una especie de falsa rebeldía porque quizá busquen cotizarse para mejores negociaciones, sobre los eventos morenistas de fin de mes, me permito exponer mi punto de vista, algunas reflexiones que sólo buscan contribuir, no imponer, al debate.

Primero, quiero decir que me sorprendió la mencionada convocatoria para renovar órganos partidistas. Pensaba que Mario Delgado se iría hasta la definición de candidaturas en el 24. Pero, hay dos elementos que obligaron a tal medida: la ilegalidad fragante en morena y la ilegitimidad imposible de revertir.

Veamos.

1.- la ilegalidad. Es evidente que, ante los desastrosos resultados del 2021, el método de imposición con falsas y perversas encuestas de por medio, y aunque AMLO les tenga más fe que un musulmán al Corán, ya nos le iba a resultar, Entonces, concibieron la gran idea de una renovación orgánica de los órganos de dirección de morena. Objetivos, legalizar la presencia del mismo Mario Delgado y de Citlali Hernández, quienes por dedazo permanecen, pero ya como producto de la convocatoria y, de paso la de toda la estructura nacional que se basa en la ilegalidad de las y los comisionados con funciones de presidente y otras figuras, amén de ilegales.

Con las asambleas distritales buscan hacerse de los consejos, y no será raro que les den unos cuantos delegados a los despistados convencionistas, para que griten y avalen, en su momento, las candidaturas que ya están cocinadas. Aquí, obvio morena y el gobierno no pintan para nada en estas decisiones, pero las avalan porque será su vehículo para imponer, de otra manera, las candidaturas ya definidas, incluso hasta el 2027: la fórmula sería, Torres Piña y Bugarini o Torres Piña e Itzel Camacho para la senaduría y, de ahí, su proyección para la siguiente gubernatura. Fidel y otros no cuentan.

Presidentes y diputados locales y federales, saldrán de las filas del PRI, del PAN y de del PRD vía los funcionarios que tienen Jesús Reyna, Godoy. Todo, avalado por los «consejos estatales». ¡De ahí que sea muy correcta la apreciación de algunos compañeros de que las asambleas venideras serán toda una orgía de fraudes, un verdadero aquelarre de cochinadas de todo tipo, al más puro estilo del prianrdmorena!!

No se hagan ilusiones morenos, no existe ninguna, ni remotamente, posibilidad de rescate de morena en los espacios estatales y locales, con honrosas excepciones en algunos estados de la república. ¡¡La legalidad la requiere la actual clase política prianrdmorena descompuesta, para legalizar y engañar a la sociedad con supuestos candidatos legítimos emanados de asambleas distritales!!! ¡¡Qué ingenuos, nadie les cree ya!!

2.- la ilegitimidad! Esta nunca la podrán revertir. Nunca lograrán la legitimidad que requiere el proceso político electoral en puerta. El pueblo no los quiere. No quiere a morena, porque es el Prianrd disfrazado y tampoco al gobierno porque es más de lo mismo.

Compañeras y compañeros, la salida política real, objetiva, congruente con el proceso de transformación social que hoy vivimos, es un partido político estatal o la generación, desde ahora, de un Gran Movimiento de candidaturas independientes, a lo largo y ancho del estado.

Sólo así empujaremos los procesos de transformación nacional, que ya se está dando aún y con muchas dificultades, y el proceso de transformación que requiere Michoacán. ¡Ya no se pueden perder otros seis años¡¡¡! ¡Ya se han perdido 30 años!!!!

El término de cuarta transformación, ha devenido en corrupción, ineficiencia, doble moral, chapulineo, en definitiva, suciedad de la tecata política descompuesta que hoy gobierna.

Armemos ese gran Movimiento por la transformación de México y Michoacán.

¡En la lucha, hermanémonos, con nuestras muchas diferencias, pero, sobre todo, resaltando nuestras muchas coincidencias!

Recuerden que «los pueblos hacen sus revoluciones con sus virtudes y sus defectos», decían los revolucionarios sudamericanos. Pero no dejemos que los segundos se impongan a los primeros.

¡Un fuerte abrazo!

Deja un comentario