LA NORMAL RURAL: CIEN AÑOS DE VIDA 1922-2022 Parte II

Dr. Alejandro Pérez de Paz

Egresado en la Generación 1979-1983

LOS ESTUDIANTES

Los jóvenes, hombres y mujeres que llegaron a estudiar en la Normal Rural eran hijos de campesinos que provenían de diferentes lugares de origen. En Tacámbaro (1922) se atendía a una población mixta, hombres y mujeres que se formaban en el magisterio para ir a trabajar a las comunidades campesinas e indígenas más alejadas que requerían del servicio educativo. Sin embargo, los retos que enfrentaron no fueron sencillos, el primero de ellos tiene que ver con la añeja confrontación entre liberales y conservadores.

En el mismo año que se funda la Normal Regional de Tacámbaro, se crea el Seminario, generando un conflicto de intereses. Los y las estudiantes enfrentaron situaciones de acoso y persecución, ya se les acusaba de rojos, revoltosos y demás calificativos. Durante los primeros cinco años los estudiantes vivían en casas con familias de liberales, quienes les brindaron las facilidades para permanecer y continuar con sus estudios. Es hasta 1927 que se crea la figura de internado, en este mismo año, se realiza el primer movimiento estudiantil en contra de la imposición de un director.

De 1927 a 1934 fue un periodo crítico para los estudiantes normalistas, “de conflictos, inseguridad y contradicciones sociales”. Se enfrentaron a la falta de recursos y en lo político-social a la persecución de los cristeros, fue un periodo de movimientos estudiantiles en defensa de la vida misma. Muchos estudiantes egresados, ya como maestros en las comunidades fueron marcados de por vida con el corte de orejas.

A partir de la década de los 40 la vida de los estudiantes fue cambiando radicalmente, siempre a la expectativa de las decisiones de los gobiernos en turno y en constante lucha por demandar mejores condiciones de vida en el internado.

Estudiantes, hombres y mujeres, hijos de campesinos, de obreros, de maestros, etc. Se han formado, orgullosamente, como maestros rurales.

EL SENTIDO Y LA MISIÓN DEL NORMALISMO RURAL

De acuerdo con Larroyo (1947) La Normal Rural tenía como misión: “preparar maestros para las escuelas de las comunidades rurales y de los centros indígenas; mejorar a los maestros en servicio, e incorporar al progreso general del país, los núcleos de población rural de las zonas donde habrían de establecerse las normas rurales” (Pág. 430)

De ahí que se recomendara, que la Normal estuviese ubicaba donde ya había una Escuela Primaria Rural. Contar con un edificio para funcionar como internado, con baños, dormitorios, cocina y los anexos para la instalación de oficinas y talleres, disponer de tierras de cultivo para la horticultura, jardinería, huertos y cultivos en general. “El que algunas normales fueran establecidas en antiguas haciendas les otorgaba un aire de justicia poética”

De acuerdo con García (2019) la Normal Rural tiene un sentido y misión de acuerdo a cada periodo histórico, al respecto identifica los siguientes periodos del devenir histórico de México: Posrevolucionario, Socialista, de Unidad Nacional y el periodo de las Reformas.

Durante el periodo Posrevolucionario y desde el ideario de Vasconcelos se pretendía modificar las estructuras sociales a través de la educación y la acción social, en este sentido, desde las instituciones creadas, entre ellas la Normal Rural, era acercar la lectura y la literatura a toda la población.

Una encomienda más para la Normal Rural era preparar a los normalistas y futuros maestros para forjar una nueva patria, inspirados en la obra de Gamio (1916) Forjando Patria: “Toca hoy a los revolucionarios de México empuñar el mazo y ceñir el mandil del forjador para hacer que surja del yunque milagroso la nueva patria hecha de hierro y de bronce confundidos.

Ahí está el hierro…ahí está el bronce … ¡Batid hermanos!” (Pág.6)

La Normal Rural desde su origen tuvo fines de carácter político, hacer frente al pensamiento tradicional y para ello se le ubica estratégicamente en Tacámbaro.

Con el gobierno de Lázaro Cárdenas del Río se transforma el sentido de la educación y de las Normales Rurales en particular. En 1934 se modifica el Art. 3º Constitucional “la educación que imparta el Estado será socialista” (Diario Oficial, 1934: p. 859 en García (2019). Mantenía su carácter laico, de gratuidad y obligatoria. Se ponía énfasis en la exclusión de toda doctrina religiosa.

La educación socialista a través de las Normales Rurales se convirtió en una posibilidad para continuar mejorando las condiciones de vida en el medio rural y también a través de sus formas de organización, el cooperativismo.

Con el gobierno del Manuel Ávila Camacho se plantea una nueva misión para la Normal Rural, se establece el proyecto de Unidad Nacional y se modifica la ley Orgánica de Educación en 1942, planteando el amor a la patria y el desarrollo de la conciencia de solidaridad internacional en un marco de independencia y justicia.

La misión del normalismo rural a través de la historia ha estado asociado a los gobiernos en turno respondiendo a ello en sus demandas, sin embargo, al paso del tiempo y con la uniformidad de planes de estudio, la Normal Rural pierde su esencia y sentido. La pregunta es: formar maestros rurales ¿para qué?

Deja un comentario